viernes, 3 de junio de 2011

VIDEO EDUCATIVO SOBRE EL RESFRIADO EN LOS NIÑOS




video


Canción Infantil para que los niños se abriguen


El resfrío generalmente implica rinorrea o secreción nasal, congestión nasal y estornudo. Asimismo, es posible que se presente dolor de garganta, tos, dolor de cabeza u otros síntomas. Existen más de 200 virus diferentes que pueden causar un resfriado.

Nombres alternativos
Infección viral de las vías respiratorias altas; Resfriado

Causas, incidencia y factores de riesgo
A esta afección la denominamos "resfriado común" por una buena razón; hay más de mil millones de resfriados en los Estados Unidos al año. Muy posiblemente una persona y sus hijos tendrán más resfriados que cualquier otro tipo de enfermedad. En promedio, los niños tienen de 3 a 8 resfriados por año y continúan teniéndolos durante toda la infancia. Los padres se contagian usualmente de los niños. Los resfriados son la razón más común por la cual los niños faltan a la escuela y los padres a su trabajo.

Los niños generalmente sufren resfriados por el contacto con otros niños. De hecho, cuando se introduce una nueva cepa en una escuela o guardería, ésta viaja rápidamente por toda la clase.

Los resfriados pueden ocurrir todo el año, pero sobretodo en invierno (incluso en áreas de inviernos leves). En las áreas en donde no se da la estación invernal, los resfriados son más comunes durante la temporada de lluvias.

Cuando alguien tiene un resfriado, la secreción nasal está atestada de los virus que lo causan y los estornudos, al igual que sonarse o enjugarse la nariz, los propagan. Un resfriado se puede adquirir inhalando el virus en caso de estar sentado cerca de alguien que estornuda o al tocarse la nariz, los ojos o la boca después de haber tocado algo contaminado por el virus.

Las personas son más contagiosas durante los primeros 2 a 3 días del resfriado y generalmente ya no son del todo contagiosas durante los días 7 a 10.

Síntomas
Los tres síntomas más frecuentes de un resfriado son:

•Rinorrea
•Congestión nasal
•Estornudo
Los adultos y los niños mayores con resfriados generalmente tienen una fiebre mínima o no tienen fiebre, mientras que los niños pequeños a menudo tienen fiebre de alrededor de 37,7 a 38,8ª C (100 a 102° F).

Una vez que la persona haya "pescado" un resfriado, los síntomas usualmente comenzarán en 2 ó 3 días, aunque pueden tomar una semana. La irritación en la nariz y en la garganta es el primer signo característico, seguido en cuestión de horas por estornudo y secreción nasal acuosa.

En un período de 1 a 3 días, las secreciones nasales usualmente se vuelven más espesas y quizás de color amarillento o verdoso. Esto es una parte normal del resfriado común y no una razón para usar antibióticos.

Dependiendo de cuál es el virus culpable, dicho virus también podría producir:

•Dolor de garganta
•Tos
•Dolores musculares
•Dolor de cabeza
•Goteo retronasal
•Disminución del apetito
Sin embargo, si es verdaderamente un resfriado, los síntomas más sobresalientes se presentarán en la nariz.

Para los niños con asma, los resfriados son el desencadenante más común de los síntomas de esta enfermedad. Asimismo, son el precursor más común de las infecciones del oído. Sin embargo, los tímpanos de los niños usualmente se congestionan durante los resfriados y es posible que ocurra una acumulación de líquido sin que se presente una infección bacterial verdadera.

Todo el resfriado generalmente desaparece por sí mismo en aproximadamente 7 días, con quizás algunos cuantos síntomas persistentes (como la tos) por otra semana. Si el resfriado dura más tiempo, se debe consultar con el médico para descartar otro problema, como infección sinusal o alergias.

Tratamiento
Se aconseja descansar y tomar líquidos en abundancia. Los remedios de venta libre para el resfriado pueden ayudar a aliviar los síntomas. Estos realmente no acortan la duración del resfriado, pero pueden ayudar a que la persona se sienta mejor.

NOTA: expertos médicos han desaconsejado el uso de medicamentos para la tos y los resfriados en niños menores de 6 años. La persona debe hablar con el médico antes de que su hijo tome cualquier tipo de antitusígeno de venta libre, incluso si éste viene etiquetado para los niños. Estos medicamentos probablemente no van a funcionar con los niños y pueden tener efectos secundarios graves.

Los antibióticos no se deben usar para tratar un resfriado común, ya que no ayudan y pueden empeorar la situación. La presencia de una secreción nasal amarillosa o verdosa no es razón para usar antibióticos, a menos que no mejore en 10 a 14 días (en este caso puede ser sinusitis).

Los nuevos medicamentos antivirales podrían aliviar la rinorrea completamente un día antes de lo usual (y comenzar a aliviar los síntomas en un día). Sin embargo, no está claro si los beneficios de estos medicamentos sobrepasan los riesgos.

El consomé de pollo se ha utilizado para tratar los resfriados comunes al menos desde el siglo XII y realmente puede ayudar. La sal, el calor y el líquido le pueden ayudar a la persona a combatir la infección.

Expectativas (pronóstico)
Los síntomas usualmente desaparecen en 7 a 10 días.



Juliana Ramírez


Trabajadora Social


UNMSM


Fuente. Youtube - Videos Infantiles



NIÑOS DUERMEN MÁS TARDE POR VER LA TELEVISIÓN



La relación entre sueño infantil y televisión no es nada satisfactoria, la causa es el incremento del número de niños que duermen menos a consecuencia de la denominada caja tonta.


Como sabemos, dormir bien es muy importante para los niños, de hecho, es necesario marcar unos horarios infantiles para dormir a fin de poder garantizar que disfrutarán de un descanso reparador que les permita iniciar el día con energía y puedan tener un buen rendimiento en el colegio.

En este caso, hablamos de un estudio realizado por Media Control en Alemania y que podéis consultar a través de este enlace. Al parecer, los niños alemanes siguen viendo la televisión a altas horas de la noche, de las 23.00 a las 24.00 horas hasta 220.000 niños con edades comprendidas entre los tres y los trece años.


La cifra es significativa, aunque poco a poco se va reduciendo si realizamos una comparativa con los datos del año 2003, hasta 270.000 niños veían la televisión en ese horario. El estudio pone de manifiesto que en el periodo comprendido desde el año 2003 y el 2008 la tendencia era a la baja, pero a partir del año 2009 se ha retomado la tendencia al alza, en el 2008 la cifra era de 200.000 niños.

Los datos muestran que 220.000 niños en Alemania se acuestan demasiado tarde, pero ocurre lo mismo en otros países comunitarios e incluso los datos son mucho más alarmantes. Como apunte de alivio, cabe destacar que es en fin de semana cuando los niños trasnochan más, algo lógico teniendo en cuenta que podrán levantarse al día siguiente mucho más tarde, pero esta actitud quizá pueda ser contraproducente, ya que se altera la rutina del sueño infantil y se pueden acostumbrar a unas pautas de conducta poco recomendables. Por otro lado, hay que preguntarse qué pueden ver los niños en la televisión a esas horas, ya que no se emiten programas infantiles.


Decíamos que en otros países el número de niños que ven la televisión en los horarios indicados es mucho más significativo, un ejemplo de ello es España. Hasta 750.000 niños de entre 4 y 12 años ven la televisión pasadas las diez de la noche, y unos 20.000 siguen atentos a la pantalla después de la media noche, al menos así se desprendía del estudio desarrollado por el Instituto de Creatividad e Innovaciones Educativas (ICIE) de la Universidad de Valencia el año pasado. Es interesante retomar la lectura del post Los trastornos del sueño durante la infancia producen graves problemas de salud.

Los padres tenemos que procurar que los niños duerman el mínimo de horas recomendadas para garantizar un buen descanso, sinónimo de salud, vitalidad y capacidad, hay que ser menos permisivos y no dejar que los niños marquen el horario para irse a la cama.



Juliana Ramírez


Trabajadora Social


UNMSM


RECHAZO DE LA MATEMÁTICAS



Muchos docentes y pedagogos han tratado de de buscar la explicación a por qué las matemáticas se han convertido en las últimas décadas en una de las asignaturas con los índices de aprobados más bajos en las sociedades modernas. Padres y tutores también sienten curiosidad por ese cierto rechazo que los niños manifiestan hacia los números desde la educación básica.

La Revista Digital Área Educativa, dirigida al profesorado de Infantil y Secundaria, analiza en su última edición los motivos de ese desinterés que se percibe en las aulas incluso en edades muy tempranas.

Las matemáticas se han ganado en los últimos años los peores calificativos por parte de padres, que la consideran en ocasiones el detonante de todos los problemas escolares de sus hijos. La mala reputación que las matemáticas tienen en muchas familias, la idea generalizada de que corresponde al “hueso duro” del programa educativo de un niño y la escasa habilidad de algunos docentes a la hora de impartirla podrían explicar las causas del fracaso escolar en esta materia.

Para combatir el sopor de los niños durante las clases de matemáticas, el Gobierno de México ha planteado una propuesta metodológica que, según docentes españoles, podría tener efecto también en otros sistemas educativos. En primer lugar, los maestros tendrían que esforzarse para demostrar a los más pequeños la aplicación de la ciencia a la vida diaria.


El objetivo sería que ya en los primeros cursos académicos los niños desarrollaran una capacidad de entendimiento para enlazar hechos con resultados e iniciarse en el conocimiento lógico. El siguiente elemento del proceso sería proporcionar al docente material para introducir en las aulas el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS), que faciliten la dinamización, los juegos didácticos y el proceso de enseñanza apto para la épica en que vivimos.

Una vez disponga de ese material, el docente podrá elaborar talleres que no sólo permitan, sino que además requieran, una participación muy activa de todos los alumnos. Es muy importante que ninguno se quede fuera del proceso, ya que entonces ese niño tendrá más posibilidades de generar a largo plazo un rechazo hacia las matemáticas o la materia que se esté tratando.

Por último, pero no por ello menos revelante, la propuesta exige una atención máxima y minuciosa de los padres sobre el rendimiento escolar de los niños observado en su comportamiento diario en casa. Resulta de gran ayuda para los docentes implicados en este proyecto conocer los avances o los cambios de aptitudes que los alumnos puedan manifestar fuera del colegio.



Juliana Ramírez

Trabajadora Social

UNMSM
Más información Revista Digital Área Educativa

LO MÁS LEÍDO

UNICEF PERÚ

ANIMAL PLANET

LEE CON TU HIJ@

ENSÉÑALE A TU HIJ@ AHORRAR

SONRÍE SIEMPRE

SONRÍE SIEMPRE
38713_1_Monstruossupersanos_ok.jpg

Valentín Fuster y Barrio Sésamo unidos para una mejor salud infantil.

INVERSIÓN EN LA INFANCIA

REAL ACADÉMIA ESPAÑOLA

REAL ACADÉMIA ESPAÑOLA
Diccionario

PRONIÑO

PRONIÑO
Telefónica

CONSUMER EROSKI