jueves, 4 de febrero de 2010

EL COSTO DE MANDAR A TU BEBÉ A LA GUARDERÍA

El costo de mandar a tu bebé a la guardería

Decidiste comenzar a llevar a tu bebé a un jardín maternal, y además de un proceso para elegirlo, esto también implica tener en cuenta ciertas novedades en la economía familiar.

Los gastos más notables derivarán de tu primera elección: ¿jardín público o privado? En el caso del privado, desde ya tendrás que ampliar la lista de gastos del presupuesto mensual (una excelente idea es que, en el período que no asista, de todas maneras sigas separando ese dinero: así tus ahorros crecerán). Si en cambio tu bebé asistiera a uno público, aunque no tengas que pagar una cuota, ten en cuenta que muchos de estos establecimientos ven con agrado que los padres de los chicos aporten regularmente un bono contribución de la asociación cooperadora. Participa de las reuniones que realiza la institución. Estas te permitirán conocer más sobre el desarrollo de tu hijo y su bienestar en el jardín.

Otro punto a no olvidar es el transporte: claro que tu bebé todavía es chiquito y no querrás que viaje solo, pero sí tienes que pensar en la distancia que hay entre tu casa y el jardín. Ya no se trata de una simple salida, un evento especial, sino de una actividad que será diaria, y, como tal, implicará una rutina. Ten siempre presente que, cuanto más cercano a tu casa, más sencillo y económico será llegar (inclusive hasta pueden ir y venir caminando). Pero si eliges uno un poco más lejos que un par de cuadras, no olvides tener siempre un dinero preparado para el caso de necesitar un taxi o el tanque del auto lleno.

Los inicios de la vida escolar de tu bebé también van a requerir que tengas en cuenta sus primeros útiles y su delantal o uniforme.
Hazte un momento para conversar con su maestra y pídele que te haga una lista de elementos básicos que seguramente necesitará; así podrás tener una idea del dinero que debes destinar a ellos. Quizás hasta puedas aprovechar ofertas que vayas encontrando, para que, llegado el momento de que lo lleve al jardín, no tengas que salir corriendo a comprar a cualquier precio.

Cuando vayas a buscar un delantal, elige usando los mismos criterios que cuando le compras ropita: no extremadamente justo a su talle, y tampoco demasiado grande. No olvides que el crecimiento es rápido, pero no tanto, y que tanto si exageras con la ropa que hoy le queda perfecta como si buscas algo para que le sirva dentro de un año, estás haciendo una mala compra (no olvides que la ropa, en especial la de los chiquitos, también se desgasta con el uso). Elige un delantalcito o un uniforme que le resulte cómodo, ni justito ni mucho más grande que su talle, sino apenas un poco más.
JR.
Web: Consumer Eroski

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LO MÁS LEÍDO

UNICEF PERÚ

ANIMAL PLANET

LEE CON TU HIJ@

ENSÉÑALE A TU HIJ@ AHORRAR

SONRÍE SIEMPRE

SONRÍE SIEMPRE
38713_1_Monstruossupersanos_ok.jpg

Valentín Fuster y Barrio Sésamo unidos para una mejor salud infantil.

ARCHIVO DEL BLOG

INVERSIÓN EN LA INFANCIA

REAL ACADÉMIA ESPAÑOLA

REAL ACADÉMIA ESPAÑOLA
Diccionario

PRONIÑO

PRONIÑO
Telefónica

CONSUMER EROSKI